El 11 de octubre inauguré en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias en el Puerto de la Cruz una exposicón sobre rincones y paisajes que fascinaron a Agatha Christia durante el mes que permaneció en el Puerto de la Cruz y Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de la reproducción de tarjetas postares de los años veinte del siglo pasado (entre pinturas, fotografías, grabados) que Agatha Christie plasmó en sus cuentos “El hombre de mar”, “Una señorita de compañía” y en su Autobiografía. Estará abierta hata el 5 de noviembre. Merece la pena verla. Es un viaje al pasado, cuando por entonces se practicaba el “turismo de salud”.