50 Aniversario de Enrique Talg

El turismo en el Puerto de la Cruz siempre se ha beneficiado de la iniciativa de un buen grupo de extranjeros. En 1958 se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana y Rural, que en la práctica significaba el trazado de la avenida de Colón y la urbanización próxima a la playa de Martiánez, todo bajo la batuta del alcalde Isidoro Luz Carpenter. A finales de la década de 1950 ya el pequeño territorio portuense atrajo la atención de inversores extranjeros, como Nerburghvan de Putte, que construyó el hotel Bélgica, Ernest Schaefer, responsable de la construcción del hotel Concordia Playa, George Uberreiter edificando el hotel Guajara, o nacionales como Cándido Luís García Sanjuán, constructor del hotel Tenerife Playa, entre otros.